ULITEO LA PAGINA DE "NADIE" (ULISES) Y DE "TODOS" (PROTEO)

Friday, July 17, 2015

Manual para parecer pensador en las redes

MANUAL PARA PARECER PENSADOR EN LAS REDES

Por Freddy Quezada




1. Escriba bien si desea engañar.  El menor error ortográfico, sus competidores no se lo perdonarán.

2. Decida enlistarse en grupos de discusión profunda y especializada, aunque Ud no sepa nada del campo.

3. Si decide, por razones estratégicas, parecer del bando de las “divinas”, tome citas de los filósofos griegos y Marx y no vaya tan lejos, puede hacerlo desde el mismo Facebook del que se sirve. Y, agréguele una aura de misticismo, citando a Krishnamurti.

4. Amenace, si desea parecer del bando de las “populares”, con sacar a pasear a Foucault y los postcoloniales, cuando nadie le empiece a creer que Ud es marxista genuino.

5. A discreción primero, y a granel después, anúnciese militante de los decoloniales pero cuídese de no pronunciarse a favor de uno u otro de sus cabecillas, durante sus discusiones. Hable de ellos en general, como cuando estaban juntos.

6. En los grupos, en las casillas de reacción, siga a los que parezcan imponerse en la discusión, hasta que llegue el siguiente ganador. Emplee términos, para el que parece tener éxito, como “es evidente lo que dice”, “por supuesto que no se puede estar más de acuerdo”, “desde luego que es indiscutible” y, a continuación, presione “like”.

7. Hágase odiar por el mismo público que le hace reír con sus memes, al acordarle razón a autores de alta cultura, como Eco, Steiner, Vargas Llosa y otros, cuando estallan en rabietas, contra ellos.

8. A través del “inbox”, acuerde propósitos comunes con sus amigos de secundaria para darse “me gusta” mutuamente y producir el efecto de un sabio seguido por legiones.

9. Pague, en Twitter, si puede, o benefíciese de las promociones gratis durante un mes, para hacerse de un número de seguidores que pueda impresionar, con cierta discreción, para no parecer de alquiler.

10. No hay “Dasein” que valga sin publicarse en las redes.

11.  Hágale creer a los usuarios que domina el inglés, francés y alemán, pero que se ha negado a usarlos por eurocéntricos. Impresione usando palabras quechuas, quichés, guaraníes y tojolobales.

12. Absténgase de manifestarse sobre pregrados. Manéjese en exclusiva a nivel de postgrados todo el tiempo y bibliografía de difícil rastreo, aunque lo único que ande buscando, en la realidad, es que alguien le preste dinero.

13. En las discusiones de los grupos especialistas, déjese notar por frases cortas y sibilinas y luego suspenda sus apariciones. Haga sentir su ausencia, para que la hagan notar unos cuatro miembros, tres de los cuales sean sus amigos, y el cuarto un ingenuo.

14. Húyale a los pensadores de verdad e invite a los usuarios a desconfiar de ellos por rasgos como la edad, la brutalidad de sus expresiones y la sinceridad cruel de su sabiduría.

15. Tómese “selfies” leyendo los libros de moda en una actitud reflexiva, aunque lo que esté pensando sea cómo pagarse el almuerzo. Procure colocar de fondo una biblioteca ajena o diseñe un montaje con una foto extraída del banco de imágenes de Google.



16. Defienda a los usuarios aunque hable mal de ellos.

17. Amenace con renunciar periódicamente, para brindar la impresión que lo tienen cansado y déjese rogar para que no lo haga.

18. Abra un segundo perfil, y desde ahí, permítase la libertad de decir los contrario de lo que dice en el primero. E invítese, Ud. mismo, desde cualquiera de los perfiles, a respetar el derecho a la transparencia y la libertad de expresión (y proceda a abrir un tercer perfil, uno nunca sabe, como prueba del reaseguro de su derecho).

19. En las canciones y tracks de películas, haga comentarios superficiales y simule que será más sesudo en una segunda visita a las redes. Cuando de verdad haya regresado, olvídelo y, al primero que se lo recuerde, dele de baja.


20. Repártase en la inscripción de grupos de discusión opuestos y tome los argumentos de unos para llevarlos al otro, diciendo que hará de abogado del diablo. Si lo sorprenden en falta y flagrancia del ardid, váyase a su segundo perfil y demande apoyo para Ud mismo. Use el tercero, que tendrá ya a esta altura, en la vidriera de emergencia, para sumar más voces.


21. Finja despreciar a los auténticos pensadores, que lo vuelven verde de envidia, y redoble los signos de interrogación sobre sus vidas que todo mundo conoce y pueda servirle para desautorizarlos sobre lo más fuerte de sus discursos.

22. Mezcle, sin orden ni concierto, paradigmas, teorías y culturas, unas con otras (por ejemplo, descubrir que para resolver un gran, gran problema, pueden ser fecundas, las fórmulas que emplea Peg+Gato), hasta producir la sensación que ya está creando y disponga del poder bautista de todo pensador genuino, para dotarse de un nombre propio, que antes deberá consultar con un publicista sediento de fama, que perfectamente puede ser su primo.


23. Hable mal de todos los grandes pensadores, pero sólo después de haber consultado, en la Wikipedia, la parte correspondiente a la crítica que les han hecho adversarios tan grandes como ellos. Tómelas y aunque no las comprenda, úselas discretamente.

24. Hágase necesitar de dos grupos para responder preguntas de gran aliento: a) estudiantes (de preferencia amigos incondicionales suyos, digamos de una vez, cómplices que acuerden de previo qué cuestionarán); b) expertos con rango de doctores, de cuyas tesis públicas se puedan tomar sus preguntas directrices, que ellos mismos las responden en sus conclusiones. Luego, suba las preguntas de ambos grupos a su muro y proceda a resolverlas con ceremonia y falsa modestia. Los usuarios no saldrán de su asombro.

25. Viva posteando y bombardeando de libros que no ha leído, ni leerá nunca, pero que los verdaderos pensadores recomiendan con emoción.


26. Elija, entre sus amigos incondicionales, al alcohólico brillante, pero autodestructivo y al geniecillo fracasado y de baja autoestima, para que le revisen sus memes propios, vulgares y apestados de sentido común. Después de mejorados, súbalos de inmediato a su muro, dedíqueselos a ellos y, con la humildad fingida de siempre, declárelos, después, patrimonio de la Humanidad y hágase admirar por todos.



Managua, 19 de Julio del 2015 (Ay, Dios, qué fecha !!! Hace 36 años estaba encima de un barril invertido, en una zona residencial, anunciándole a una recua de borrachos de clase media, que la revolución había triunfado. Me llevaron en andas por todo el barrio, como Santo Domingo de Guzmán, el patrono de Managua).


2 comments:

CARLOS SCHULMAISTER said...

¡BRILLANTE FREDDY!

Matías Ahumada said...

Por supuesto que no se puede estar más de acuerdo!